La estética en la fotografía de producto

Lo que vendemos con nuestros productos es estilo de vida, armonía. Debemos reflejar en ellas nuestra filosofía.


Publicar fotos del mismo tamaño. Que las imágenes tengan el mismo ancho y alto.

Paletas de colores: Utilizamos gamas de colores. Para todas tus fotos. Sigue tu filosofía, tu público objetivo. 

Encarga varias fotos del producto, de distintos águlos, una completa y otra de detalle. Cada producto puede tener unas 3 o 4 fotos tomadas de diferentes ángulos.

Mantenemos la fidelidad de colores. Los colores de tu producto en la foto deben ser de lo más realistas para que cuando tus clientes reciban el producto no se quejen diciendo que “ pensaba que el bolso era amarillo, no verde…”. Cuidamos mucho este aspecto.

Atrezza las fotos con objetos en segundo plano, de colores neutros, para no quitarle protagonismo al producto en sí. Es una opción más, no es necesario. Por ejemplo, una rama de un árbol bien puesta, nos pueden servir como soporte de pendientes o pulsera… Es un ejemplo de millones que puede haber.

Que tus fotos tengan aire. Es decir, que haya espacio vacío en las fotos, que no todo lo ocupe el producto ( excepto cuando vayamos a fotografiar un detalle del mismo).

Para fotografiar detalles de tu producto utilizamos objetivos especiales.

Técnica Dropping: Recorta el producto en la misma foto. Para ser más artística, no hace falta que salga el producto entero, si quieres sacar algún detalle, que se vea más la tela, la cadena, etc…

Utilizamos el mismo estilo para todas las fotos. Si utilizamos un filtro, lo utilizamos para todas, si hacemos las fotos desde un ángulo, lo hacemos con todos los productos igual. Coherencia.

Directorio de Estudio de fotografía
© Fotografiadeproductos.es 2017. Todos los derechos reservados